Cortar las uñas al gato

Cuando hablamos del mundo de las mascotas, hay varios asuntos que son bastante espinoso. Uno de ellos es el de la higiene personal. Algo que aunque pueda parecer que no es nada del otro mundo, se complica y mucho cuando, por ejemplo, hablamos de cortar las uñas a un gato. Y es que, estos animales. Como es evidente, no son muy aficionados a que les cortemos las uñas. Sin embargo, ahora os vamos a dar unos consejos para que esta tarea sea un poco más sencilla.

En primer lugar, debemos elegir bien el utensilio con el que vamos a proceder al cortado. A pesar de que son muchas las personas que utilizan un cortaúñas convencional, hay que decir que esto no es recomendable. Es más, existen unos cortaúñas especiales para gatos que nos van a ofrecer muchas más garantías a la hora de ejecutar la acción.

cortauñas gatos

Una vez hecho esto ha llegado el momento de elegir el momento adecuado y de sostenerlos. El mejor momento, por norma general, es cuando está recién despiertos ya que suelen estar descansados y por lo tanto algo más tranquilos.

Para sostenerlos, lo mejor es encima de tus rodillas, de forma que puedas manipular las manos del gato. No os preocupéis ya que no les haréis daño. Es más, una mala sujeción será perjudicial para ellos ya que solo hará que corran el riesgo de que les cortéis.

posicion para cortar las uñas

Una vez está firmemente sujeto, es el turno de ejercer una ligera presión sobre la parte en la que comienza la garra para que la uña salga. De este modo tendrás toda la uña a la vista y la podrás cortar y limar con mucha mayor facilidad. Hay que hacer hincapié en el hecho de que la presión que debemos ejercer debe ser la justa ya que de lo contrario podemos lastimar a nuestro compañero.

uñas del gato

Ahora que ya está la uña fuera deberemos cortar únicamente el sobrante que no es otro que la parte final de la misma, precaución de no tocar los vasos sanguineos, que es la parte rosada de la uña. Además, si utilizamos un utensilio especial tal y como hemos recomendado anteriormente, veremos como el corte se produce con mucha facilidad por lo que no tendremos ninguna clase de dificultad a la hora de practicarlo.

cortar las uñas al gato

Ya que hemos empezado a cortar las uñas, ya solo nos queda desearte suerte y esperar que tengas un poco de paciencia ya que las primera veces, hasta que el gato se acostumbra, pueden ser algo complicadas. Sin embargo, es una rutina que, como cualquier otra, terminará asumiendo con el paso del tiempo.

One Response

  1. Salvador Aleman 11 octubre, 2016

Leave a Reply